Dominando lo básico: Peso Corporal


Antes de empezar a dominar los fierros asegúrate de dominar lo básico: TU CUERPO.
El principio de sobrecarga nos dice que para que un estímulo de resultados, debe llevar el cuerpo a un umbral mayor al que está acostumbrado, pero que significa esto?

Llevar el cuerpo a un umbral mayor NO implica:
1-Deformar la técnica
2-Poner en riesgo la salud
3-Abusar del peso extra

Significa que debes empezar con un estímulo al cual tu cuerpo NO esté acostumbrado, y poco a poco continuar progresando. (Por esta misma razón NO podemos quedarnos usando solamente nuestro peso corporal).
PERO llegar a dominar nuestro cuerpo y peso no es un camino corto, hoy te comparto algunas claves para que aproveches al máximo esta excelente resistencia.

1-Peso corporal: lo básico
La cantidad de kilos que el cuerpo aporta a un ejercicio puede ser suficiente!
Push ups, cerrados, o abiertos, dominadas, elevación de piernas, saltos, todos son ejercicios básicos que deberían ser un filtro para guiarte en la evolución a ejercicios con peso añadido.
Si no eres capaz de dominar tu propio peso, NO desistas! Sigue incorporándolo en tus rutinas hasta que logres dominarlo. En las dominadas por ejemplo, añadir 1 repetición a la vez, puede ser suficiente para mejorar la fuerza.

2-Aprovecha lo básico: Inclinación
Un ejercicio básico de peso corporal puede ser igual o más exigente que levantar una barra, y puede evolucionar a más complejo con solo la inclinación.
Con tan solo aumentar la inclinación de la superficie (grada, step, silla) estamos aumentado la cantidad de peso de nuestro cuerpo que levantaremos. Y cuando aumentamos la inclinación obligamos a trabajar aún más los músculos del centro.
No hay pérdidas! Solo ganancia!
Domina tu cuerpo junto con la inclinación! Sentirás que tus kilos se triplicaron! Recuerda aumentar la inclinación gradualmente.

3-Potencia: porque es diferente?
La diferencia está relacionada con la capacidad del músculo de producir una contracción rápida.
Y esta necesidad de una contracción rápida surge de la necesidad de vencer la tercera ley de Newton, que nos dice que: la fuerza que un cuerpo ejerce sobre otro, encuentra una fuerza opuesta de igual magnitud.
El mismo impulso que deben hacer los músculos para despegar el cuerpo del suelo (vencer gravedad, fuerza de potencia) será el mismo peso que recibirán al bajar.
Estas contracciones rápidas y la fuerza de potencia para vencer la gravedad son insustituibles, (PERO asegúrate de tener rodillas sanas para practicarlo!).
Lo efectivo de la potencia, es que hace trabajar los músculos en su capacidad más natural, con la forma, diseño y función para la cual fueron creados, (de ahí que ninguna máquina puede reproducirlo) pero NO podemos abusar de ella, ya que aunque un músculo SI se hace más grande y fuerte, una articulación NO.

El peso corporal sigue siendo un esencial en las rutinas de fuerza, NO subestimes tus propios kilos! Bien utilizados te darán kilos de músculo

Comments are closed.