Ejercicio del Odio al Amor


delodio-alamor

Aquellos que nos dedicamos al ejercicio físico y amamos el deporte tenemos claros los beneficios y ventajas de que este nos da, pero la realidad es que si nos pusiéramos a comparar en el mundo, encontraríamos más opositores del ejercicio que seguidores, (nos encantaría creer que somos mayoría) pero las estadísticas de obesidad y enfermedades no mienten, los sedentarios nos ganan y por mucho! Porqué nos ganan los sedentarios?
Para empezar tenemos que tener claro que el ejercicio físico duele, cansa, y no es mágico! Se requiere constancia para alcanzar los cambios, pero si logramos superar estos 3 “obstáculos” pasaremos del ODIO al AMOR.

1-Dolor: Quién en su sano juicio quisiera sufrir dolor? Nadie!

PERO, la clase de dolor que genera el ejercicio produce sustancias en nuestro cerebro de satisfacción y plenitud, y si a esto añadimos que el dolor muscular produce nuevo músculo, y contribuye a quemar grasa, etc, es un precio que VALE LA PENA PAGAR. Hace algunos años tuve la oportunidad de entrenar a una señora que ODIABA ejercitarse, solía decir que todos los que lo amábamos estábamos locos por pagar para ir a sufrir, lo detestaba! Pero luego de un tiempo de experimentar este “sufrimiento” empezó a disfrutarlo, y llegó a enamorarse, porqué? Porque los beneficios de practicarlo llegan, nos guste o no al practicarlo, los beneficios LLEGAN! Y esto hace que con el tiempo se produzca motivación para querer continuar voluntariamente.

Dolor físico:

Cuando el cuerpo se encuentra en reposo la sangre y el oxígeno se concentra en aquellos sistemas que lo requieran como el cerebro, corazón y pulmones, (o la digestión por ejemplo después de comer) pero cuando decidimos empezar a mover nuestro cuerpo para realizar actividad física o deporte, el corazón que antes no tenía que esforzarse para bombear mucha sangre, ahora esta OBLIGADO a trabajar más rápido y más fuerte para llevar mucha más sangre a TODAS parte del cuerpo, de la misma manera los pulmones tienen que acelerar su contracción para llevar más oxígeno, y ahora deben suplir las demandas no solo del corazón y cerebro sino de cada músculo del cuerpo, y los músculos que estaban acostumbrados a estar en reposo y con una exigencia menor del 10%, ahora deben contraerse rápidamente, elevar su umbral, y ser capaces de además realizar movimientos cuya coordinación neuromotora NO existe, lo que implica más trabajo para el cerebro también. De ahí que la respuesta física y sicológica que encierra todas estos procesos físiológicos se traduzcan como una situación de DOLOR.
La buena noticia es que entre más se practica la actividad física, el cuerpo desarrolla la capacidad de responder más y más rápido, convirtiéndose en un sistema eficiente, y la respuestas fisiológicas “positivas” como la mejoría de la fuerza y la resistencia muscular logran equiparar el esfuerzo físico, es como si la “balanza” esfuerzo-dolor se equilibra, experimentamos un dolor, que genera una respuesta tan positiva que da sentido al “sufrimiento”.

2-Cansancio y fatiga:

Al practicar actividad física estamos haciendo uso de los sistemas de energía, y los diferentes combustibles: grasas, carbohidratos, proteínas.
Los carbohidratos son la principal fuente de energía, pero se almacenan en pequeñas cantidades en el cuerpo, se usan en esfuerzos de corta duración, luego de los carbohidratos se usarán las grasas y las proteínas en esfuerzos prolongados, pero estos 2 últimos combustibles requieren oxígeno y tiempo para que el cuerpo aprenda a utilizarlos, de ahí que cuando EMPEZAMOS a realizar actividad física el cuerpo se limita principalmente a los carbohidratos, por esa razón NO tendremos suficiente energía disponible para mantener esfuerzos físicos prolongados. Esto significa que el CANSANCIO o fatiga como respuesta al ejercicio se producirá MUY rápido, se agotan las reservas de glucosa, y se agota la capacidad de continuar y mantener un esfuerzo.
En la medida que la actividad física se continúe practicando por semanas, meses y años el cuerpo aprenderá a hacer un uso alternativo de sus fuentes de energía, pasando de una fuente a otra de forma de acuerdo a la actividad realizada, ya no estará limitado a los carbohidratos de reserva sino que ahora tendrá la capacidad de usar las reservas de grasa y hasta el músculo si se extiende demasiado la actividad.
Además de las fuentes de energía y su uso en el tiempo, el entrenamiento también trae una respuesta muscular de FATIGA, el músculo es sometido a esfuerzo, elevamos su umbral de contracción y posterior a esto viene la relajación.
Con el ejercicio creamos en el músculo la capacidad de mantener un esfuerzo en el tiempo: resistencia, PERO al empezar una actividad física NO existe esta adaptación fisiológica, el cuerpo NO tiene la capacidad muscular de mantener un esfuerzo prolongado, por lo que la fatiga muscular se presentará muy rápido. La fatiga muscular es una respuesta natural y necesaria, NO podemos pretender mantener un esfuerzo SIN LIMITE, recordemos que todo esfuerzo y contracción se inicia en el cerebro, el cual envía el estímulo al músculo para que se contraiga, y este estímulo cerebral tiene una capacidad y tiempo limitado. Podemos entrenar para mejorar las resistencia y la capacidad de sostener un estímulo, pero la fatiga es una respuesta natural del cuerpo que nos dice que el cuerpo agoto la capacidad de mantener la contracción, y necesita recuperarse. Cansarse es saludable!

3-Constancia:

Para que un estímulo logre producir una adaptación fisiológica este debe ser aplicado de forma continua y progresiva, por ejemplo los primeros cambios al iniciar una actividad física se producen a nivel cerebral y son imperceptibles, pero si los estímulos se continúan en el tiempo, obtedremos adaptaciones funcionales (fuerza) y estructurales (tamaño).
Una de las adaptaciones que el músculo hace como respuesta a la estimulación CRONICA en las pesas es la hipertrofia, y esta no es necesariamente una respuesta automática. Los músculos se pueden hacer más fuertes SIN aumentar su tamaño, (mejora intermuscular-intramuscular) es decir que esta respuesta de hipertrofica debe entrenarse para producirse, NO va a ser un resultado inmediato por practicar pesas.
A medida que se avanza en un programa de pesas por ejemplo, la respuesta hipertrofica se va haciendo mas importante en el aumento de la fuerza, pero hay que tener claro que tanto la adaptación estructural como funcional requieren de una adecuada estimulación nerviosa.
De la constancia depende que se logren los objetivos específicos, estos procesos NO podemos saltárnoslos, son las RESPUESTAS al ejercicio físico y un programa establecido en el tiempo, en el momento que cortamos el estimulo y dejamos de someter el cuerpo al ejercicio, y regresamos al sedentarismo, perderemos las adaptaciones que hayamos alcanzado, habrá atrofia muscular, perdida de fuerza, y se producirán nuevos depósitos de grasa.
Pasar del odio al amor en el ejercicio requiere tiempo, PERO es necesario entender e interiorizar este proceso de: dolor- cansancio-constancia ya que sin ellos NO podremos disfrutar las adaptaciones fisiológicas al ejercicio. Debemos superarlos y asimilarlos como un proceso NATURAL de respuestas SALUDABLES y NECESARIAS, para alcanzar los resultados.
Si logras superar el dolor-cansancio y llegar a la constancia, NO volverás atrás! Habrás ganado esta batalla, no solo serás más fuerte físicamente sino que ahora tendrás la capacidad de decir entiendo que el dolor me hace crecer, y ser una persona más fuerte, NO voy a huir más del dolor, decido abrazarlo, y mantenerme constante en el tiempo, decido No renunciar a medio camino, voy a llegar hasta el final.
Estén alerta y oren para que no caigan en *tentación.
El espíritu ESTA dispuesto, pero el cuerpo es DEBIL.»
Mateo 26:41

Leave a Reply