El ejercicio te cambia?


El ejercicio te cambia?! Si o no?
El esfuerzo que invertimos diariamente al ejercitarnos nos permite tener salud, pero también nos da el beneficio de vernos y sentirnos bien, (NO vamos a mentir), a quien no le gusta verse bien?! Pero será que esta capacidad del ejercicio de cambiarnos y hacernos ver bien, tiene un límite? Cuánto es demasiado? Qué nos falta?

Hay quienes construyen su vida en torno al cuerpo, todo su tiempo, dinero y esfuerzo esta enfocados en lograr la figura perfecta, el pelo, las uñas, la ropa, todo debe verse y estar perfecto, pero también esta el otro lado de la moneda, aquellos amigos, conocidos, familiares (hermanos en la Fe) para los cuales el cuerpo es algo así como un BASURERO y el espíritu lo es TODO, tienen la creencia de que el cuerpo NO importa, por lo tanto para que comer bien? Para que ejercitarse cuando el espíritu es lo importante.

Hasta donde debo cuidar mi cuerpo?

Si de tus 10-12 horas de vida activa dedicas más tiempo a tu cuerpo, esa es tu prioridad, y si dedicas más tiempo para nutrir y alimentar tu espíritu entonces esa es tu prioridad; significa que debo escoger solo 1 de los 2? NO, significa que debes ser equilibrado en tus decisiones, (como entrenadora puedo asegurarte que tu cuerpo NO necesita más de 1 hora por día para lograr tus objetivos) pero cuanto necesita tu espíritu? Esa es otra historia! De ahí que SI, necesitamos invertir mucho más tiempo en esta hermosa relación con el Padre, 1 hora al día NO es suficiente! Entre más tiempo dedicamos a estar con El, y crecer, más hermosos nos hacemos! No hay duda! Y no se trata de algo físico, sino de poder ver como nuestra vida refleja más de El, esa clase de belleza no la vende nadie!
Así que a donde ubicamos el cuerpo en esta ecuación? La palabra dice que nuestro cuerpo es templo, que somos sacrificios vivos, pregúntate: como puedo llegar a ser eso realmente si soy incapaz de negarme a los antojos, si la pereza me gana, si no le digo que no a nada de lo que me ofrecen, moverse? Que cansado!…Si has dicho esto, estas dejando que tu cuerpo se deteriore y enferme. Hoy quiero decirte que SI necesitas ejercitarte, debes hacerlo! Date la oportunidad de vivir para El, con todo lo que eres, con todo lo que tienes, con todo lo que El ha puesto en tus manos. Aprende a disfrutar el esfuerzo físico, sudar y cansarte, con el entendimiento de que esto también le glorifica, que el ejercicio físico te hace disciplinado, y moldea tu carácter.

Dedícale 1 hora diaria al ejercicio, descubre esta nueva forma de disfrutar la vida en abundancia, cuida y valora tu salud, que es un regalo maravilloso hasta que se acaba! Y disfruta también de ese beneficio extra: verte bien! NO es la prioridad, pero si de paso lo logramos, aprende a disfrutarlo, pero asegúrate que tu espíritu sea aún más hermoso.

Comments are closed.