read more...

Lesiones y entrenamiento, puedo seguir entrenando con una lesión? Parte 1


Lesiones y entrenamiento, puedo seguir entrenando con una lesión? Parte 1

Cuando las personas pasan por una lesión, a menudo sienten que el mundo se acaba ya que tienen que pasar por un periodo de descanso obligatorio y tratamiento de la lesión, pero la buena noticia es que hay muchas opciones de ejercicio que están disponibles que son seguras, y que te van a permitir mantenerte sano y fuerte.

Hoy sabemos que nuestro cuerpo es tan perfecto, que el es capaz de afrontar una lesión y continuar desarrollando las demás destrezas, eso significa que podemos continuar con el entrenamiento de aquellos grupos musculares que se encuentran sanos, sin que esto afecte la lesión.

Mantener una actitud positiva y responsable en esta etapa, marcara la diferencia entre algo que puede ser pasajero, y obtener una recuperación más pronta, o empeorar tu mismo la lesión (convertirlo en algo crónico) por no darte el tiempo necesario de descanso, o por continuar con actividades que perjudiquen aún más la lesión.

Qué puedo hacer? Todo lo demás!
1-Si te dan luz verde mantente activo!

Lo único que debes hacer es evitar aquellos movimientos que puedan perjudicar aún más la lesión directamente, (estar lesionado no significa que el resto de tu cuerpo deba “oxidarse” también), así que ánimos! La vida continúa y el ejercicio también! 
Sigue las recomendaciones de tu médico, y “no te quedes en banca”, de esta formara evitarás ganar peso, (que pueda afectar aún más la lesión), perder condición física y lo peor… atrofia muscular.

2-Cambia el plano corporal:

Puedes buscar aquellos planos que te permitan trabajar sin añadir carga extra, acostado, sentado, y evita estar de pie mucho tiempo (en caso de lesión en parte inferior).

3-Rango de movimiento:

Disminuye los rangos de movimiento, aún un rango de movimiento corto será mejor que nada.

4-Resistencias:

Cambia las maquinas, las mancuernas y barras por peso corporal, cables, bandas elásticas, discos, bola suiza, ya que será mucho más fácil, y te dará diversidad de movimiento, así como el beneficio de adaptar el movimiento a tus necesidades específicas.

5-Quita el alto impacto:

Salto ó trote, sin importar donde sea la lesión procura evitar cualquier movimiento que afecte aún indirectamente ya sea por el peso de la extremidad, ó porque es imposible estabilizarla completamente, como cuando corres o brincas.
-Lesiones de hombro: evitar posturas o movimientos donde deba elevar el brazo sobre la cabeza o abrir los brazos a la altura del pecho. Evita el peso de barras o mancuernas, utiliza ligas, cables para entrenar brazos.
-Lesiones de tobillo, rodilla: evita el impacto y apoyo excesivo sobre extremidades inferiores. Las posturas acostadas quitan el peso del cuerpo por el efecto de la gravedad así que son una excelente opción y utiliza la bola suiza para adaptar los ejercicios en la posición de sentado.

La vida deportiva NO se acaba con una lesión solo debes ser paciente, y permitirle a tu cuerpo sanarse, y mientras eso pasa, trabaja en aquellas partes de tu cuerpo que aún están sanas.

Leave a Reply