Metas y objetivos


Para lograr una meta sea cual sea, es necesario establecer con claridad que es lo que se desea alcanzar, y una vez que lo tenemos claro, cada paso que demos, deberá ir en esa dirección, eso se llama enfoque, estar enfocado.
Cómo mantenerte enfocado?

1-Meta clara, enfoque claro: decisiones claras!
Si tu meta es perder grasa corporal, las decisiones que tomes en cuanto a alimentación deben ir en esa dirección, no puedes querer perder grasa, y seguirla consumiendo! La meta y los pasos deben ir de la mano, deberás evitar todo aquello que te aleje o interfiera en tu propósito (puedes aplicarlo a todo!) Amistades, familia, trabajo.
Decisiones y meta de la mano, inseparables! Esto llevado a la práctica, es limpiar tu alacena, evitar las tentaciones, modificar tu ingesta, alejarte de lugares, o amigos que te puedan hacer caer, y que NO te apoyen!

2-Tiempo de ganar, tiempo de perder!
Si llevas años con sobrepeso, por ser sedentario, desordenado, perezoso o descuidado, tienes que ser realista: los años que tomo ganarlo, deberán ser una muestra de lo que te tomará perderlo!
Un error muy frecuente es esperar que sea mágico! Caminaste hoy 10 minutos y ya esperas tener 2 kilos menos. La perdida de peso para que se mantenga en el tiempo debe ser lenta, NO es una carrera de perdida de kilos, se obtienen mejores resultados en un año o más, de pérdida progresiva, que en 2 meses de perdida acelerada.
La perdida acelerada de peso, implica siempre una perdida de masa muscular, lo cual es contraproducente, ya que el cuerpo rápidamente remplazará la masa muscular con grasa.

3-Metas de ayer: metas presentes!
Luego de un tiempo de esfuerzo y avances, es muy común que el cuerpo entre en un proceso de estancamiento, y si llevas años entrenando, esto ocurrirá cada vez más rápido, ahí es donde muchos se desaniman y que pierden de vista…porque decidieron empezar! La meta!
La meta no importa cuanto tiempo pase debe estar SIEMPRE presente. Es verdad que puedes irla modificando en el tiempo, y ajustarla al periodo que estas viviendo, pero NO puedes dejarla de lado! Ella será la que guíe el norte en tus entrenamientos, así que asegúrate de NO perderla de vista.
No tienes que lograr un maratón, o perder 8 kilos en un mes, puedes escoger una meta semanal, por ejemplo entrenar 5 días sin fallar, o perder 1 punto de grasa por semana, o mantener tu alimentación impecable por 1 semana, estos pequeños logros, serán una excelente motivación para continuar esforzándote.

4-Meta difícil? Esfuerzo duplicado
Aquí no hay más estrategia que ser honestos, algunos objetivos requerirán duplicar los esfuerzos, tal vez has estado tratando de hacer las cosas “bien”, pero no logras avanzar, es tiempo de hacer ajustes! Lo PEOR que puedes hacer es seguir haciendo lo mismo y esperar obtener resultados diferentes.
NO esta funcionando!
Tiempo de ajustar: las rutinas, la alimentación y en algunos casos pedir ayuda, NO te quedes en lo mismo! Tal vez requiera más tiempo, pero debes asegurarte que todo tu esfuerzo y trabajo siga funcionado, y te permita alcanzar las metas.
Para algunos este doble esfuerzo puedes ser añadir media hora de cardio, para otros eliminar algún alimento, o aumentar los días de entreno, estos cambios serán claves, SI es que de verdad quieres alcanzar tus objetivos.

Analízate, evalúa tu trabajo y esfuerzo, haz los ajustes necesarios, y mantén tu meta a la mano, ella será la guía que te ayudará para caminar cada día, para escoger cada comida, cada entrenamiento, cada compañía! La meta es la brújula que te dice, eso si, eso NO! Mantente enfocado.

Comments are closed.