Salud Preventiva


Ejercicio medicina final para los sedentarios…medicina preventiva para los visionarios.
Millones de personas en todo el mundo se rehusan a practicar deporte o ejercicio, no importa cuánto los animemos, invitemos, su respuesta siempre será la misma, NO! No me gusta, es para fiebres, locos, tontos, superficiales, vanidosos, y masoquistas! Y no falta el famoso: a mi lo que me gusta es comer…ese es mi deporte!

Realidad progresiva:
1-Negación: El cuerpo habla…
Nos guste o no, luego de un tiempo de ignorarlo, el cuerpo empieza a enviarnos mensajes en forma de contracturas, cansancio, calambres, taquicardias, hipertensión, colesterol alto, (osteopenia, osteoporosis) fracturas inesperadas, diabetes, estreñimiento, gota, etc.
Puedes ignorar todas esas señales pero las respuestas fisiológicas del cuerpo son progresivas, y solo irán en aumento hasta la…

2-Crisis: el cuerpo grita!
Alerta el cuerpo se hace escuchar, un día no podrás respirar, un día tu corazón decidirá que no puede más, se paralizará, y si logras salir vivo del infarto, o el bypass, escucharás de parte de un médico TIENE QUE HACER EJERCICIO. “Se salvó esta vez pero necesita ejercitarse…al salir del hospital debe inscribirse en un gimnasio, y buscar un entrenador.” Historia real!
Cada año miles de personas llegan a esta crisis, y algunos no viven para contarlo.
Muchos otros son recetados con cientos de medicamentos que traen a su vez otro sin fin de efectos secundarios, que terminan por deteriorar lo que quedaba bueno.

3-Receta haga ejercicio: para siempre!
Y llegó la pesadilla! Si quiero curarme de la osteopenia debo hacer pesas, si quiero disminuir mi presión arterial, debo hacer cardio, si quiero bajar mi colesterol debo dejar mi dejar deporte favorito de comer y ejercitarme.
La medicina será…ejercitarte!

Conclusión:
Un día te darás cuenta que el ejercicio no es solo para vanidosos, masoquistas, superficiales.
Fuimos diseñados para movernos, hacer trabajar músculos, huesos, corazón, y pulmones, y la atrofia de ellos es la respuesta del cuerpo que nos dice: NO estás usándome para el propósito para el cual fui creado.
La enfermedad llega y podría ser fatal, pero también podrías tener una vejez más independiente, y libre de miles de pastillas, si haces ejercicio.
Empieza por ser humilde y reconocer que tu cuerpo lo necesita, que el ejercicio es bueno para ti, y vas a descubrir que la salud preventiva: respirar, sudar, moverte, saltar, correr, hacer pesas, siempre serán mejor que tener que tomar miles de medicamentos!

Comments are closed.