SOLO PARA ENFOCADOS!


Hablar de ejercicio sin hablar de alimentación es imposible, NO podemos pretender alcanzar nuestras metas deportivas sin hacer un cambio en la alimentación.
Porqué NO funcionan separados? Todo lo que hacemos a través de entrenamiento y ejercicio viene a hacer un estímulo o estrés externo aplicado a los músculos, (sistema músculo-esquelético) y la alimentación es un estímulo interno, que viene a completar lo que comenzamos con el entrenamiento.
La alimentación provee los nutrientes necesarios para que haya crecimiento muscular, cambios en la composición corporal etc. Sin crear ajustes alimenticios que vayan de la mano con el entrenamiento, el esfuerzo será en vano.
Hoy te comparto algunos tips que te permitirán evaluar y hacer ajustes prácticos en tu alimentación.

1-Plan + plan: entrenamiento + comida
Si buscas hipertrofia, o mantenimiento, o fuerza, o resistencia, necesitas un plan de ejercicio que vaya en función de ese objetivo, de la misma forma será con la alimentación.
Debes crear un plan semanal de alimentación, en donde puedes decidir metas semanales simples! Sencillas! Por ejemplo: disminuir la cantidad de dulces que comes a la semana a 1, o disminuir la cantidad de comidas que realizas en la calle a 1, disminuir la cantidad de carbos diarios simples a 3, o aumentar la cantidad de vegetales que consumes, a 4 tazas diarias.
Como puedes ver son metas prácticas, sencillas, PERO que debes cumplir! Estas decisiones son claves, para crecer en la alimentación.

2-Lleva un control escrito: Cronograma mensual
Con el entrenamiento hacemos un cronograma mensual y semanal, y con la comida debe ser igual.
Puedes llevar un registro en tu computadora o celular de las comidas diarias que realizas, esto te dará una excelente herramienta de control y enfoque.
Comer de forma inconsciente es muy fácil! Así que al verlo puedes hacer una mejor distribución de las comidas y sus componentes. Por ejemplo si para el medio día ya agotaste tu ración diaria de carbos (4) el resto de tus comidas del día NO puede incluir más carbos! Así???? Así!

3-Construye sabiamente!
Lucas 14:28-30 Dios Habla Hoy (DHH)
Si alguno de ustedes quiere construir una torre, ¿acaso no se sienta primero a calcular los gastos, para ver si tiene con qué terminarla? 29 De otra manera, si pone los cimientos y después no puede terminarla, todos los que lo vean comenzarán a burlarse de él, 30 diciendo: “Este hombre empezó a construir, pero no pudo terminar.”
Antes de pensar en construir un cuerpo, necesitamos pensar con que queremos construirlo y deberemos buscar los materiales necesarios para ello.
Esto significa que de forma general, cada comida diaria debe estar decidida, y preparada con antelación, NO sea que llegue el hambre y te atiborres de lo primero que se te cruce en el camino… dañando la construcción!
Decide con antelación tus desayunos, meriendas, almuerzos y cenas, la única improvisación que cabe aquí es la del sabor! Cantidades, horas, y componentes deben estar decididos desde antes.

4-Grupos alimenticios vs calorías: MI CLAVE
NO, no creo en una vida de contar las calorías de cada alimento, tampoco en ser esclavo de los gramos de cada alimento, en que creo? Grupos alimenticios y porciones.
Todos los seres humanos necesitamos los grupos básicos de alimentos para vivir, grasas, vegetales, proteínas y carbohidratos, por lo tanto, la clave esta en que sepamos cuanto podemos y debemos comer de cada uno estos grupos, y distribuirlos estratégicamente durante el día.
Por ejemplo:
Desayuno 2 Carbos (simples si quieres!) 1 Proteína 2, 1 Fruta
Merienda 1 proteina, 1 fruta
Almuerzo 3 proteínas, 1 carbo, 2T vegetales
Merienda Tarde 1 proteína, 1 carbo
Cena 2 proteinas 2t vegetales
Este es un ejemplo de como podría comer una persona, esta sencilla distribución de comidas, hará una diferencia en los resultados de la grasa corporal y la masa muscular.

5-Decisiones bajo conocimiento
Si realmente estas comprometido con una meta, debes hacer la tarea, conocer los elementos más básicos de la alimentación. Esta responsabilidad NO es de un nutriólogo, ellos pueden ayudarte dándote la información básica, (cuales son los carbohidratos, grasas, proteínas, porciones, etc), pero es tu DEBER leer etiquetas, cocinar saludable, (quitar lo procesado, frito) y distribuir los alimentos sabiamente durante el día.
Dejamos con esto espacio para el postre? La hamburguesa? SI, hablamos de que el 80% del tiempo estaremos enfocados en la meta, y que 20% del tiempo podemos incluir alimentos libres, (1-2 Comidas libres a la semana NO afectarán tu meta).

Somos el resultados de lo que hacemos y comemos, si aún no alcanzas tu meta, y no estas dispuestos a hacer cambios en la alimentación… te estas engañando!
Sigue soñando!

Comments are closed.